Así es, no es un error. El título dice lo que parece. Para mí, lo que es un error hoy día es estudiar una carrera, a menos que lo que busques sea solo una interesante experiencia donde, sin duda, aprenderás algunas cosas útiles e incluso madurarás como persona en el proceso. Sin embargo, aunque es cierto que conocerás a mucha gente (algunos serán amigos incluso para toda la vida), vivirás en otro país si decides ir de Erasmus, resistirás algunas noches sin dormir y aprenderás a convivir en un piso compartido, entre otras, no es menos cierto que todo esto no te capacitará lo suficiente para hacerte un hueco en el actual mercado de trabajo, y aún menos en el que está por venir.

Luego, so pena te compense todo lo anterior, no estudies una carrera. Cambia el título oficial por una formación que te capacite para lo que las empresas y el nuevo paradigma de mercado están demandando. Busca habilitarte en competencias, habilidades, destrezas, etc, más que en títulos que no te ayudarán casi nada para los “puestos de trabajo” que vas a tener a lo largo de tu carrera profesional.

Lamentablemente, si tienes más de 35 años, date por perdido si no estás dispuesto a emprender de forma independiente y si no dispones de una buena propuesta que atine a cubrir una demanda no satisfecha en el mercado, cosa no imposible pero bastante difícil, para qué engañarnos. Claro, por no entrar a valorar todas las facilidades que te encontrarás en el camino de la apasionante idea de emprender, especialmente en este país. Llegados a este extremo, tu mejor opción puede ser hacerte funcionario, aunque no parece que sea tampoco un momento suficientemente propicio, y eso si puedes pagar las facturas y siquiera puedes plantearte la opción.

¿Tienes menos de 35? ¿aún no te has planteado que estudiar? ¿eres insultantemente joven?… ¡Tengo mejores noticias para ustedes! Pero tampoco echar las campanas al vuelo y empecéis con los fuegos artificiales y el gin tonic, que os conozco. No lo tenéis todo perdido. Eso sí, por favor, no estudiéis una carrera, y menos aún, se os pase por la chota hacer un Máster de esos, ¡por dios!. Cambia el chip y busca habilitarte y capacitarte para el nuevo mundo laboral que ya ha cambiado y que lo va a hacer aún de forma más vertiginosa en los próximos años. ¿No te das cuenta? Desde que lo digital ha invadido nuestras vidas han desaparecido ya muchos puestos de trabajo tal y como estaban concebidos. Y esto no ha hecho nada más que empezar.

¿La solución?

No hay recetas mágicas pero te ayudará enormemente pensar de forma diferente y pensar fuera de esa caja que todos tenemos como prolongación de nuestro cuello. Sí, esa, la que tenemos justamente encima de los hombros y que cada uno de nosotros somos responsables de alimentar. Pues eso, no te doy más la vara, pero, tú, que todavía puedes… aliméntala con una dieta sana y saludable y, si es posible, no estudies una carrera, al menos, por la vía legal y políticamente correcta.

¡Hasta el próximo post!

JLG